jueves, 31 de marzo de 2016

Valoración Las 3 Taifas


Hola amigos,

Concluido este tramo del Camino del Cid, conocido como Las 3 Taifas, quiero hacer una valoración personal de esta experiencia, y de lo que he podido ver a lo largo de todos estos días.

Han sido prácticamente 300 kilómetros, recorridos en gran parte a través de una zona muy despoblada, con pocos servicios y con una pesada mochila a la espalda. Puedo decir que en los aproximadamente 900 km. que llevo recorridos en el Camino del Cid no he coincidido con ninguna persona que estuviera realizando esta travesía caminando, y tampoco en bicicleta o en moto. Solamente y de forma puntual, he podido compartir escenarios con personas que lo estaban realizando en automóvil.

Al igual que en los tramos El Camino del Destierro y Tierras de Frontera, en esta ruta la soledad vuelve a ser una constante, y por ello es necesario estar psicológicamente preparado para afrontar el recorrido. La época en la que lo he realizado conlleva además una climatología adversa...
Aún viajando solo, no me he sentido solo en ningún momento. Como en otras situaciones similares, me han acompañado los personajes "Cidianos", mi música…, y las personas de todo tipo y condición que me he ido encontrando por el camino. Ellas me han aportado conocimiento y me han trasladado sus vivencias, interesantes en muchos casos. De ellas he sentido una vez más lo que es la generosidad. He disfrutado de los animales, del paisaje, del espléndido patrimonio y del silencio… que cada día valoro y tengo más en consideración. Hago a continuación una valoración por apartados.


Señalización

En general, es buena y suficiente en las tres provincias por las que discurre el tramo Las 3 Taifas, especialmente en la provincia de Guadalajara, pero también es cierto que a lo largo de la travesía he tenido que consultar el GPS en numerosas ocasiones, algunas porque no encontraba las señales, y otras para confirmar que iba por el lugar adecuado, al no estar quizá suficientemente marcado. Los postes de madera con la imagen del Cid, tan característicos en la provincia de Burgos, dan paso en esta ruta a marcas de senderismo, con las que se balizan los GR, aunque también pueden verse los postes. En varios lugares estas marcas no están donde debieran, en el lugar más apropiado, sino que se han colocado probablemente sin el criterio de un profesional de montaña. En otras ocasiones estas señales están ocultas o semi ocultas por arbustos o maleza.

En mi opinión, es necesario mejorar la señalización en el tramo Torres de Albarracín a Albarracín, ya que las distancias que se indican en algunos de los carteles no reflejan la realidad, informando de menos kilómetros de los que realmente hay. Esto, para las personas que realizamos esta ruta caminando es muy importante.


Servicios

Las 3 Taifas está algo más poblada que en los dos tramos por los que transitado con anterioridad; esto es, el Camino del Destierro y Tierras de Frontera, pero aún así estamos en una de las zonas más despobladas de Europa. Por ello, es habitual encontrarse con pueblos con muy pocos habitantes y sin servicios, como puede ser un simple bar o una tienda donde poder comprar lo más básico.

Quien pretenda realizar esta ruta andando debe tener esto muy presente y no ha de tomárselo a la ligera, ya que es seguro que habrá de hacer muchos kilómetros sin ningún tipo de apoyo logístico, que le permita comprar, comer o dormir.

Llama la atención también que las Oficinas de Turismo casi siempre se encuentran cerradas y su servicio está enfocado al turismo al uso, básicamente de fines de semana y festivos.


Patrimonio artístico y cultural

He podido comprobar durante mi andadura por las Taifas de Toledo, Zaragoza y Albarracín, el importantísimo patrimonio artístico y cultural que tiene esta ruta, teniendo el privilegio de admirar ermitas, iglesias, puentes, castillos y fortalezas medievales, en diferentes estados de conservación, pero todos ellos dignos de ser visitados y protegidos, sin olvidar su pasado salinero, aún visible en muchos pueblos de Guadalajara.

Ciudades de leyenda, que aún hoy en día desprenden historia por los cuatro costados, como es el caso de Daroca, Molina de Aragón, o la bellísima ciudad de Albarracín, capital de la que fuera la antigua Taifa del mismo nombre. Pasear por sus calles es sumergirse en aquella época, respirar y sentir su grandeza.

La falta de medios económicos para mantener y mejorar el patrimonio es palpable en muchas localidades. Hago aquí un llamamiento a las instituciones públicas para que se involucren y aporten estos medios tan necesarios, pero también hago un llamamiento a los propios habitantes de estos pueblos, los cuales quizá deban colaborar de una manera activa y desinteresa en recuperar, mantener y mejorar su patrimonio. Esto traerá a medio plazo la revitalización económica y la mejora de las condiciones de vida de estas ciudades.

Pero no todo el patrimonio de esta ruta se reduce a sus edificios históricos. También cuenta con un patrimonio natural de primer orden, como es el caso del Parque Natural del Alto Tajo, y la Sierra de Albarracín.


Sugerencias al Consorcio Camino del Cid

En esta travesía la situación es muy similar a los tramos denominados el Camino del Destierro y Tierras de Frontera. Considero necesaria la creación de una red de albergues, planificada y ordenada en el tiempo, que permita despertar en la gente el interés necesario por el Camino del Cid, de forma que poco a poco, se vaya incrementando el número de “Cidianos” que realicen esta travesía. Soy consciente de que no es una tarea fácil, porque este tipo de establecimientos también ha de tener una rentabilidad, siquiera mínima. Aquí juegan un papel esencial los Ayuntamientos por los que discurre el Camino del Cid, que en mi opinión son los que tienen que poner los medios necesarios para la creación de esta red, que a la postre, redundará a medio/largo plazo en el propio beneficio del municipio, sin duda. Pero además, es muy necesaria la colaboración desinteresada de los vecinos de los pueblos por los que discurre esta ruta, una suerte de “hospitaleros” sin ánimo de lucro, podríamos llamarlo así.


Agradecimientos

Una vez más debo agradecer al Consorcio del Cid la magnífica página Web
http://www.caminodelcid.org que pone a nuestra disposición, en la que es posible encontrar todo tipo de información actualizada sobre esta ruta. Una Web muy útil y completa.

También, como no puede ser de otra manera, agradezco aquí la generosidad y la ayuda desinteresada que me han prestado numerosas personas a lo largo de Las 3 Taifas, y 
también la atención y el cariño de otras muchas, con las que he compartido mi tiempo. Gracias a todos ellos, por lo que me han enseñado y por lo que me han aportado.


Los árabes

Como he mencionado anteriormente, durante estos días he recorrido lo que fueron las taifas
medievales de Toledo, Zaragoza y Albarracín, donde la cultura árabe estuvo muy presente a lo largo de varios siglos, omnipresente podría decirse. Es por esta razón que me gustaría cerrar esta travesía haciendo mención precisamente a los árabes, y lo que supuso la incorporación de su cultura a la península ibérica en concreto, y al mundo cristiano-occidental en general.


Desde el inicio de la ocupación, allá por el siglo VII y hasta su definitiva expulsión a finales del siglo XV con la rendición de Granada, los árabes introdujeron en Europa muchos conocimientos adquiridos básicamente en lugares como Persia, India o la antigua Grecia.

En aquella época, en Europa, el conocimiento y la cultura en general, estaban totalmente en manos de los poderes eclesiásticos cristianos. Eran tiempos en los que la ciencia estaba claramente subordinada y controlada por la Iglesia, la cual aplastaba con crueldad y sin contemplaciones cualquier intento por desmarcarse de ese férreo control. Esto impedía un desarrollo adecuado e independiente de la ciencia, lo que abocaba irremediablemente al subdesarrollo y a la pobreza intelectual y económica. Por el contrario, el mundo musulmán vivía una época de esplendor sin precedentes. Ciudades como Córdoba, o ya en Oriente, Damasco, Samarcanda, etc. poseían un altísimo nivel de vida, y sus gobernantes vivían rodeados de poetas, filósofos, sabios y artistas de todas clases.

Durante el siglo X, la ciudad de Córdoba, capital del califato del mismo nombre, tenía el primer alumbrado público de Europa, poseía 700 mezquitas, más de 70.000 edificios y 70 bibliotecas, con una población de 500.000 habitantes; mientras París tenía menos del 10% y Londres era una simple aldea. Es un poco más tarde, en el siglo XI, cuando discurrió la vida de nuestro personaje, Rodrigo Díaz de Vivar “El Cid”, ya en plena desmembración del poderoso califato peninsular.

Los árabes introdujeron perfumes, especias, confituras, animales (cabras, ovejas y los mejores caballos…), el café (en árabe llamado “qahwa”), y así un largo etc. Con ellos llegaron grandes avances en las diferentes áreas de la ciencia, como es el caso de:

Las Matemáticas. Con la introducción del álgebra, los números arábigos y el uso del cero…, por citar unos ejemplos.

La Medicina. Ilustres pensadores y científicos, como es el caso de Al-Razi (865-925), quien fuera el fundador del hospital de Bagdad dejaron una enorme huella en el conocimiento humano. Llego a escribir alrededor de 200 trabajos médicos, además de describir el sarampión y la viruela.


Avicena
Habría que sumar a la lista a Abu Ali lbn Sina (980-1037), nacido en Bujará, Uzbekistán, conocido como Avicena. Médico, filósofo, científico, escritor, poeta y polímata persa, autor de importantes e influyentes textos sobre filosofía y medicina, entre ellos "El libro del conocimiento científico", libro que durante siglos fue el texto fundamental de medicina en Europa. Formuló las reglas básicas de la higiene, algo que hoy en día puede parecer irrelevante, pero que para la época supuso un gran avance. También describió la meningitis, el cuadro clínico de la peste, alertó sobre la contagiosidad de la viruela, describió síntomas de varias enfermedades, fue precursor de la idea de la transmisión de enfermedades por el aire y el agua, utilizó el mercurio para tratar la sífilis.

Como ilustración de su persona y de su pensamiento dejo aquí una de sus célebres frases, en esta ocasión referida al vino, que con su permiso hago mía: “El vino es el amigo del sabio y el enemigo del borracho. Es amargo y útil como el consejo del filósofo, está permitido a la gente y prohibido a los imbéciles. Empuja al estúpido hacia las tinieblas y guía al sabio hacia Dios


Averroes
No se puede dejar de mencionar a Ibn Rusd (1126-1198), conocido en Occidente como Averroes, de quien probablemente todos hayamos oído mencionar en algún momento. Además de un médico adelantado a su época, fue un reconocido filósofo.

La Astronomía. Era considerada como ciencia por los árabes y los gobernantes llegaron a disponer de sus propios astrólogos personales. Hubo todo tipo de observatorios, públicos y privados.

Por todo ello, debemos de mirar con respeto y admiración los grandes aportes científicos y culturales que nos dejaron los árabes a lo largo de los ocho siglos que permanecieron en la península ibérica, ya que supusieron un avance importantísimo para la época, y en definitiva, un legado para el conocimiento y progreso humano.

Es mi deseo que el Camino del Cid, hoy en gran medida desconocido y olvidado por casi todos, alcance en un futuro próximo la importancia que se merece, siendo reconocido como un patrimonio de primer orden, una especie de túnel del tiempo en el que poder trasladarnos a la Edad Media, a un periodo fascinante de la historia de la humanidad. Para ello, que mejor para alcanzar este objetivo que realizar esta travesía, preferentemente caminando, observando y asimilando, con respeto y sensibilidad. Esto contribuirá sin duda a la recuperación de su enorme patrimonio histórico, y también, a la recuperación de la vida en muchos de sus pueblos, hoy en buena parte deshabitados por falta de oportunidades.


El próximo capítulo en la interesante ruta del Cid: La conquista de Valencia

Un abrazo
Jon Galdos



Albarracín a Cella


Hola amigos,

Aún no estoy recuperado, la fiebre sigue ahí…, pero las horas de descanso en el Hotel Arabia, me permiten continuar con mi camino hasta Cella, la última jornada en la ruta Las 3 Taifas. Antes de partir hablo un largo rato con David, quien me explica cómo cultivan carrascas inoculadas con trufa, para después, sus propios perros debidamente adiestrados, extraigan la trufa de invierno, que como todos sabéis, es un manjar muy cotizado.
Gracias David y José Luis por el magnifico trato y atención que me habéis dispensado.

Transcurridos unos pocos km. desde Albarracín, de camino hacía Gea de Albarracín, está situado el Castillo de San Croche, ubicado junto a la carretera. Se trata de un castillo roquero medieval casi destruido. Alzado en un montículo, domina en gran medida la vega del río Guadalaviar. 
Está considerado “Bien de Interés Cultural”. Actualmente pertenece a la familia de David y José Luis, dueños del hotel Arabia.

No tardo en dar con una de las joyas más emblemáticas de esta zona: El acueducto romano. Construido en el siglo II, estamos hablando del cuarto mayor acueducto de la Península, con una longitud de 18 kilómetros. Sin duda es una de las grandes obras que dejaron los romanos en la antigua Hispania. Una colosal construcción para la época. Su misión era la de transportar las aguas del río Guadalaviar, desde Albarracín hasta Cella. En su primer tramo hasta la localidad de Gea de Albarracín el acueducto discurre por una galería de 2 metros de altura.

Cuando se acerca a Las Hoyas de la cañada de Monterde, el acueducto se introduce bajo tierra a lo largo de 4,5 km, para aparecer en la rambla de Rubiol, antes de llegar a Cella. El acueducto está aquí completamente excavado en roca, discurriendo a una profundidad media de 30 metros, llegando en algunos puntos a los 60 m. bajo la superficie.

El trazado del acueducto se revela en la superficie por la presencia de hoyas o pozos, con unas dimensiones de unos 8x15 metros, que aparecen a intervalos que oscilan entre los 30 y los 45 metros. Estos pozos eran necesarios para la excavación del acueducto, permitiendo la entrada de aire, de luz y la evacuación de los escombros.


Los trabajos de construcción de este tramo debieron de ser extremadamente duros, ya que los obreros tuvieron que perforar primero los pozos verticales hasta la profundidad necesaria calculada por el topógrafo. En ese momento los obreros comenzaban a excavar galerías en ambas direcciones para conectar con las galerías que se estaban realizando desde otros pozos similares. Cuando una sección había perforado unos 20 metros, el topógrafo comprobaba con un nivel de agua (llamado en aquella época: Chorobate) si la pendiente era la adecuada o si se debía corregir la excavación. La precisión de estos cálculos era realmente extraordinaria, detectándose únicamente pequeñas desviaciones que provocan uniones en ángulo o incluso correcciones en la galería, aunque no en el nivel del suelo del canal.

Como digo, las condiciones de trabajo en el interior de estos túneles eran muy duras. Un hombre escavaría con el pico, mientras otros, a su espalda, retiraban los escombros en unas cestas que se sacaban por los pozos verticales, mediante poleas. La oscuridad era casi total en el interior del túnel, por lo que los obreros se veían obligados a iluminar la zona de trabajo con lámparas de aceite que producían un humo denso, agravado por el calor y la falta de renovación de aire.

Este tipo de construcción original y muy laboriosa no es algo ideado por los romanos, sino que ya se construían en la época del imperio Persa, hace 2600 años, donde existen miles de canales de este tipo, denominados qanats. Yo he podido ver y admirar varios de ellos en mi viaje a Irán el pasado año 201
5  http://jongaldosiran2015.blogspot.com

Hoy en día este Acueducto cuenta con un Centro de Interpretación y hay zonas de su recorrido acondicionadas para ser visitadas. Sin duda, merece la pena dedicar unas horas a visitar esta espléndida construcción.


Gea de Albarracín

Localidad de Teruel, perteneciente a la comarca de Albarracín, asentada a 1031 m. de altitud, junto al cauce del río Guadalaviar, que en árabe significa río Blanco. Cuenta con 350 habitantes aproximadamente.


Hasta el 20 de Agosto de 1610 fue un pueblo árabe muy importante en la comarca, ya que tenía 2340 habitantes, un número elevado para la época. Ese día fueron expulsados 2260 moriscos; es decir, el 97% de su población, que salió de Península por el puerto de Tarragona. Posteriormente fue repoblado por cristianos de origen navarro, castellano, valenciano, catalán y andaluz.

La influencia islámica aún se puede percibir en la configuración y arquitectura de algunas callejas y casas de su casco antiguo, muchas de ellas originales y bien conservadas. Sin embargo, las casonas y los principales edificios religiosos son de los siglos XVII y XVIII, época de mayor esplendor de la población.

Quizá el patrimonio más importante de Gea de Albarracín sea el convento de la Virgen del Carmen, construido en la segunda mitad del siglo XVII, de estilo barroco, el cual guarda un estupendo claustro de tres alturas. Particularmente notable es la calle Mayor, en su tramo central, entre la iglesia y la Plaza Mayor, con sus casonas bien cuidadas.


Cella

Municipio de Teruel perteneciente a la comarca del mismo nombre, situado sobre una llanura, en las últimas estribaciones de la sierra de Albarracín, en el nacimiento del río Jiloca, asentado a 1023 m de altitud. Posee unos 2600 habitantes.

Aunque sus orígenes se remontan a la época romana, sobre el año 1100 ya existía la ciudad con el nombre árabe de "Azehla". En el Cantar de Mío Cid se menciona con el nombre de "Çelfa" y se hace referencia al acueducto romano. Es en Cella donde, según el Cantar, el Cid espera los refuerzos necesarios para acometer la conquista de Valencia.


Entre su patrimonio más importante hay que señalar el pozo artesiano, la llamada "Fuente de Cella". Se trata de un gran pozo construido en el siglo XII, siendo uno de los más grandes de Europa. Tiene forma elíptica, con un diámetro superior a 34 y un perímetro de 130 metros. De este pozo mana un caudal de unos 3.500 litros por segundo, que va a parar al llamado Rio Madre, del que procede el Jiloca. Hay quien asocia el origen del Pozo de Cella con los Templarios, allá por el siglo XII. Fue el Obispo Torroja quien concedió licencia a la Orden del Temple para que reconstruyeran el pueblo en 1177. Los monjes guerreros se establecieron en la plaza fuerte del Castillo de Cella. Todavía hoy pueden recorrerse las ruinas del castillo, muro y base de un torreón rectangular. Todo el pueblo fue amurallado a mediados del siglo XIV.

Cantar:
“A quien quiera ir conmigo a cercar a Valencia
todos vengan de su grado, a nadie se le apremia,
tres dí­­as les esperaré en el Canal de Cella”.


No hay que irse de Cella sin visitar el edificio del Ayuntamiento, del siglo XVI, construido en piedra de sillería y admirar su porche y ventanas, con arcos de medio punto.

Con esta etapa doy por finalizado el tramo denominado Las 3 Taifas, que discurre por territorios que fueron de las antiguas taifas de Toledo, Albarracín y Zaragoza, todo ello enmarcado en el largo Camino del Cid, nuestro personaje, Rodrigo Díaz de Vivar. Han sido un total de 307 kilómetros, realizados en 8 días de caminata por tierras que ahora son de Zaragoza, Guadalajara y Teruel, en los que he podido visitar numerosos pueblos. Este tramo ha sido especialmente duro, ya que gran parte del recorrido discurre por montaña y a gran altura. Han sido muchos los puntos a sortear, con alturas superiores a los 1400 ó 1500 metros. Lógicamente la altitud conlleva condiciones climatológicas propias; esto es, frío, viento, etc.

En los próximos días escribiré una valoración de este viaje...

Un abrazo



 

miércoles, 30 de marzo de 2016

Orea a Albarracín


Hola amigos,

Nada más abandonar Orea, inicio una larga subida que me llevará a unos 1600 metros de altitud. La travesía hasta Orihuela es muy agradable y discurre entre pinares bien cuidados. Pasa por la “Balsa de la Toba”, un espectacular enclave natural situado en plena sierra de los Montes Universales. Aquí, el llamado “Mirador de la Portera” nos permite disfrutar de unas vistas estupendas de esta Sierra.


Orihuela del Tremedal

Localidad de Teruel, perteneciente a la comarca de Albarracín, situada a 1447 metros de altitud y con unos 500 habitantes. Es uno de los pueblos de la provincia situados a mayor altura, en medio de la Sierra de Albarracín y los Montes Universales.

Su principal patrimonio lo componen la iglesia parroquial de San Millán de la Cogolla, del siglo XVIII y el Santuario de la Virgen del Tremedal, patrona de la villa, igualmente del siglo XVIII. Parte del casco urbano esta considerado Conjunto Histórico Artístico.

Orihuela contó con antiguas forjas, industria ésta que se refleja en los herrajes que adornan las ventanas de numerosas casas del pueblo. Estas forjas bien pudieron ser usadas para templar las armas del Cid y su mesnada.

No solo en esta localidad, sino en toda la zona, hay innumerables fuentes, como las de Pradejones, Tío Mantecas, Colladillos, La Canaleja, etc., en las que seguro, hicieron un alto y bebieron Rodrigo Díaz y sus hombres.

El camino hacía Bronchales continua a través de cuidados pinares, con fuentes y aguas muy limpias.


Bronchales

Localidad de Teruel, perteneciente a la comarca de Albarracín, situada a 1572 metros de altitud, siendo uno de los pueblos mas altos de España. Posee unos 400 habitantes.

Sus orígenes hay que buscarlos en los primeros iberos. Las excavaciones realizadas así lo demuestran.

La masa forestal de pinares que tienen en esta zona es espectacular, siendo una de las más importantes de España.

El pasado islámico de Bronchales sigue siendo un enigma; parece ser que perteneció a la Taifa de Albarracín, hecho lógico por su proximidad, pero algunos historiadores opinan que pudo oscilar en determinados periodos entre esta Taifa y la de Zaragoza. Lo cierto es que en tiempos del Cid histórico (siglo XI) existía como población musulmana, y poco después, en 1171, pasó a las manos de la familia navarra de los Azagra, que regiría los destinos de esta zona durante siglos. En el Cantar, posiblemente escrito a finales del siglo XII, Bronchales es una importante localidad de paso hacia Medinaceli. Según el poema, tras la conquista de Valencia, Álvar Fáñez fue a buscar a Jimena y a las hijas del Cid. El Cid desde Valencia envió a Muño Gustioz, Pedro Bermúdez, Martín Antolínez , al obispo don Jerónimo y a 100 caballeros a Medinaceli, donde les esperaban Jimena y Álvar. En su camino pasaron por Albarracín, cruzando por su territorio pero durmiendo en Bronchales.
Rfa: Consorcio del Cid

Cantar:
“Esto era dicho, piensan de cavalgar,
e cuanto que pueden, non fincar de andar,
trocieron a Santa María, e vinieron albergar a Fronchales”


Hago aquí un alto en el camino, en el bar restaurante “El Canto” para comer algo y reponer fuerzas. Me atienden sus dueños Ana y Miguel. Ella me acompaña durante todo el tiempo que he permanecido en su establecimiento, compartiendo historias y vivencias. Me despido y prosigo mi camino hacia Albarracín… Gracias Ana por compartir tu tiempo conmigo y hacer de este modo más llevadero mi viaje.


Torres de Albarracín

Localidad de Teruel, perteneciente a la comarca de Albarracín, situada a 1237 m. de altitud, con unos 170 habitantes.

El pueblo está encaramado en la ladera de un monte, dominando el valle por el que transcurre el río Guadalaviar.

Su principal patrimonio es la Iglesia de San Miguel, que tiene un cierto aire de fortaleza y cuyo origen habría que buscarlo en el siglo XII, con la cristianización de esta zona por el Señorío de Azagra, levantando la que fue la primera remodelación cristiana sobre la pequeña mezquita árabe existente en ese momento. Está ubicada en lo más alto del pueblo y es visible desde gran distancia.

Llegado a este punto, el cansancio acumulado es grande, por la distancia superada desde mi partida en Orea. Según las indicaciones del Consorcio del Cid, aún tengo por delante 13,5 km si tomo la decisión de ir a Albarracín por la carretera, o bien, 8,5 km si decido hacerlo por el monte. Son las 18h y pienso, que yendo por el monte, llegaré antes porque la distancia es considerablemente inferior, por lo que decido seguir esta ruta.

Me pongo en marcha monte arriba, ganando altura poco a poco, hasta que, tras una hora aproximadamente de marcha, me encuentro con unos carteles del Consorcio del Cid informando que la distancia recorrida desde Torres de Albarracín es de 4 km. y que faltan 9 km. para llegar a Albarracín. Esto evidentemente significa que la distancia por el monte, entre ambas localidades, es de 13 km, en lugar de los 8,5 km que figuran en las guías del Consorcio del Cid. Exactamente la misma distancia que hay por la carretera, pero lógicamente la ruta es mucho mas dura por la montaña.

Esto es sencillamente inadmisible para alguien que realiza la travesía caminando con una pesada mochila a su espalda. La información proporcionada ha de ser veraz y exacta al 100%, con el fin de que el caminante pueda tomar las decisiones mas convenientes en todo momento, evitando con ello riesgos innecesarios y situaciones comprometidas, como lo que yo he tenido que vivir en el día de hoy.

Además, debo añadir que en parte del trayecto por el monte, la ruta Gpx descargada de la Web de la Organización, no coincide con las señales marcadas en el camino, siendo la distancia entre ellas importante en varios puntos.

Con todo, os aseguro que es Impresionante la imagen de Albarracín, mientras voy descendiendo de la montaña, acercándome lentamente a la ciudad, casi a cámara lenta. Cae el último rayo de sol y se encienden las primeras luces que adornan y dan vida al castillo y resto de edificios del pueblo. ¡Pura magia amigos!

Estar aquí es todo un premio para mí, tras el largo trayecto por la ruta del Camino del Cid, por Las 3 Taifas. Un premio al esfuerzo y dificultades de todo tipo, que supone recorrer esta travesía caminando, con una mochila sobre la espalda. Aquí estoy, sentado en un alto, como un águila, viendo la ciudad…, más bien admirándola, es tan fácil imaginar la vida en aquella época. Es tan fácil ver sus calles y callejuelas en aparente anarquía, llenas de gente con sus ropas de colores, mezcladas entre caballos y caballeros. Me gustaría que existiera la posibilidad de viajar en el tiempo, aunque solo fuera por un instante, y poder así fijar esa imagen en mi memoria para siempre.

Es ya noche cerrada cuando cruzo una de las puertas de acceso a la ciudad, completamente exhausto por el esfuerzo realizado, pero totalmente feliz de haberlo logrado y de estar aquí…


Albarracín

Localidad de Teruel, perteneciente a la comarca de Albarracín, situada a 1171 metros de altitud, con un millar de habitantes y capital, que fue, de la medieval Taifa de Albarracín.

La localidad es Monumento Nacional desde 1961; posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes de 1996, y se encuentra propuesta por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico. Es un lugar sencillamente magnífico... mágico!. Sin duda, es este uno de los pueblos mas hermosos que he tenido la oportunidad de visitar.


Ya habitada por los celtíberos en la Edad de Hierro, alcanzó su mayor esplendor en la Edad Media, en el siglo XI, bajo la dinastía Al-Banu Razin, de donde procede el nombre de Albarracín.

En 1088, en Calamocha, el Cid recibió en su campamento una embajada de la taifa, fruto de cuyas negociaciones el reino se hizo tributario suyo. Hasta 1093 la relación con la taifa fue de cierta supeditación al Cid, pero al advertir Rodrigo que el rey de Albarracín pretendía conquistar Valencia, sobre la que él ya ejercía su protectorado, lanzó un ataque de represalia contra sus territorios en septiembre de 1093: en una regriega en los alrededores de la ciudad el Cid recibió un grave lanzazo en el cuello que estuvo a punto de costarle la vida

Cantar:
“En Santa María de Albarracín tomaban posada,
espolean cuanto pueden los infantes de Carrión,
ya están en Molina con el moro Abengalbón”


Esta ciudad posee importantes monumentos, como son:
  • Castillo del siglo XI y recinto amurallado del siglo XIV
  • Catedral del Salvador, del siglo XVI, situada junto al castillo.
  • Torre del Andador, del siglo XI
  • Torre de Doña Blanca
  • Edificio del Ayuntamiento del siglo XVI
Toda la ciudad respira historia por los cuatro costados y es una maravilla pasear por sus calles empedradas, contemplando sus magníficos y cuidados edificios.

Pernoctaré en el Hotel Arabia, en un lugar muy bien reconstruido y acondicionado. Ahora toca recuperar energías con una buena cena y a descansar. Me encuentro débil y con algo de fiebre…

Un abrazo

martes, 29 de marzo de 2016

Salinas de Armallá a Orea


Hola amigos,

Amablemente, Vicente se la levantado a primera hora de la mañana para ponerme un buen desayuno. Incluso me ha regalado para el viaje un paquete de galletas, bizcochos y magdalenas, asegurándome que no encontraré nada en todo el trayecto. En el tiempo que he permanecido en su establecimiento he hablado mucho con él, y curiosamente tenemos numerosas personas en común a las que conocemos, dentro de la provincia de Guadalajara. Muchas gracias Vicente y Lali!
Dejo aquí el link a la Web de esta casa rural: http://www.hostalrurallassalinas.com/

Por delante uno de los muchos puertos de montaña que he tenido de salvar en el día de hoy, como éste, con una altura de 1400 metros.

He cogido constipado y tengo bastante fiebre… A ver como va la jornada.


Terzaga

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1079 m de altitud y 8 vecinos. Uno de ellos Raúl, que atiende el único bar del pueblo, tratando de salir adelante con este medio. Con él he estado hablando un buen rato de la vida en estos pueblos.

El municipio está bien arreglado y es acogedor. Dispone de un albergue que ceden gratuitamente al viajero y barbacoas para que la gente las pueda usar, si así lo consideran oportuno.

Es este un buen lugar para alojarse y, desde aquí, hacer rutas de senderismo por el Alto Tajo.

Su patrimonio arquitectónico se reduce a su iglesia parroquial, del siglo XVIII, de estilo barroco. La torre donde se albergan las campanas es similar a la iglesia de San Francisco, de Molina de Aragón.

El edificio de las Antiguas Escuelas está muy bien reconstruido y es interesante. Los vecinos lo pueden usar cuando necesitan un local amplio donde reunirse o festejar algún acontecimiento.

Según la tradición en esta localidad se hallaron una serie de restos islámicos en los manantiales de Fuentejimena, un paraje cuyo topónimo tiene claras reminiscencias cidianas puesto que alude directamente al nombre de la esposa del Cid, poniendo en valor un hipotético paso del Cid por la zona.


Pinilla de Molina

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1211 m de altitud y una docena de habitantes.

No tiene un patrimonio arquitectónico interesante, aparte de su modesta iglesia parroquial. No hay ningún tipo de servicios, tiendas, bares, etc.


Megina

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1090 m de altitud y que cuenta con una veintena de habitantes. Esta enclavada en un esplendido valle.

No tiene ningún patrimonio digno de ser señalado.

En este lugar he estado a punto de llamar a alguien para que me lleve al médico. La fiebre que tenia era muy alta. Finalmente decido continuar poco a poco. Por delante otra “tachuela” de 1450 m de altitud. Desde su cima se pueden contemplar unas magníficas vistas de todo el valle.


Chequilla

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1355 m de altitud y que cuenta con unos 10 vecinos.

No tiene un patrimonio arquitectónico para ser referenciado, pero si es muy interesante el lugar en el que está construido el pueblo. Casi se podría considerar un pequeño parque geológico, con caprichosas formaciones monolíticas de arenisca roja creadas por la erosión del viento y el agua, dando lugar a una pequeña "ciudad encantada". Sin duda, un sitio para visitar y admirar el entorno.


Checa

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1369 m de altitud y que cuenta con unos 250 vecinos.

Tras un subir y bajar cuestas interminable, mas muerto que vivo, consigo alcanzar esta localidad.

Aquí, en el bar “El Puente”, donde amablemente me ha atendido su dueña Isabel, he podido comer algo caliente y reponer mis ya maltrechas fuerzas. Me ha preparado lomo con queso estupendo. He permanecido alrededor de una hora hablando con Isabel y otros dos clientes del bar, intrigados y deseando saber cosas de esta travesía.

En este pueblo se encuentra el río más corto del que yo tenga conocimiento. Se trata del río “Genitores”, de apenas 1 km de longitud, que abastece con sus aguas al pueblo, lo cruza con fuerza de arriba a abajo, formando alguna que otra cascada, y desemboca en el truchero río Cabrillas, quien a su vez tributa sus aguas al río Tajo.

Ya con más ánimo, aunque aún con fiebre emprendo viaje hacia Orea.

Por el camino coincido con dos hermanos, Enrique y Dolores, personas ya mayores que estaban dando un paseo. He caminado con ellos un buen rato, a su paso, lentamente, mientras nos contábamos nuestras historias y vidas.
Enrique hacía la trashumancia hasta Linares, en la provincia de Jaén, por la antigua vía romana Cesar Augusta – Cástulo. Empleaba unos 21 días en llevar su ganado al Sur y otras tres semanas en el regreso.
     “Un poco como hace Ud. por etapas...”,- comenta Enrique.
Al contarlo su cara se ilumina, recordando seguro tiempos muy duros, pero felices. Quizá a su cabeza acuden imágenes de grandes fuegos, hechos durante la noche para calentarse, a cuyo alrededor y bajo cielos estrellados, se contaban innumerables historias…
Mientras Enrique va relatando lo que ha sido su vida, Dolores tercia y me dice:
     “No teníamos nada y lo teníamos todo…
Hablamos de lugares de Jaén, y de Baños de la Encina en particular, con su espléndido Castillo de Burgalimar, edificado por los musulmanes hacia el año 1000. Un lugar que yo conozco bien.
Un privilegio compartir historias ya pasadas, autenticas, con gente tan buena y humilde. Dos almas blancas. Me despedido de ellos y prosigo mi viaje.


Orea

Localidad de Guadalajara, perteneciente a la comarca del Alto Tajo, situada a 1502 m de altitud y que cuenta con unos 200 habitantes.

Su principal patrimonio arquitectónico son la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, que contiene un interesante retablo barroco y el Pairón de las Animas, en piedra de sillería, de época barroca.

En esta localidad, en un lugar denominado "Fuente de la Jícara", se encuentra uno de los monumentos naturales más queridos por los habitantes de Orea: El Pino de las Siete Garras. La vista desde la base de este árbol es impresionante. De su grueso tronco parten en vertical seis ramas de unos 20 metros en cada una de ellas. Además de este pino, en Guadalajara se encuentra otro árbol ilustre: La Olma de Pareja. Este olmo es un monumento único ahora en España, ya que la grafiosis ha hecho que muchos de ellos hayan muerto. Estos dos árboles se encuentran entre los 100 ejemplares más importantes de España.

Cena y a descansar. Sigo teniendo fiebre muy alta. A ver mañana…

Un abrazo

lunes, 28 de marzo de 2016

Molina de Aragón a Salinas de Armallá


Hola amigos,

Antes de emprender viaje he recorrido el casco antiguo, pudiendo admirar sus casas señoriales, entre las que quizá sobresale el Palacio de Manila, construido por Fernando de Valdés y Tamón, nacido en Asturias. Este ilustre personaje de la época, tras dejar su cargo de Gobernador o Virrey de las islas Filipinas, en el que permaneció durante dos lustros, regresa a España. Es en una corrida de toros en Madrid donde conoció a una noble de Molina de Aragón, con la que se casó. Tras su boda con esta molinesa dio comienzo la construcción de esta casa, a mediados del siglo XVIII.

Dentro del recinto histórico es obligado también realizar una visita al llamado Puente Viejo.

Pero si algo merece la pena, es el esfuerzo de
subir a su castillo, visitar sus murallas y la Torre de Aragón, situada en el punto más alto del recinto. Las vistas desde aquí, de la ciudad y del entorno, son impagables.

Tras la visita me llevo una sensación agridulce. He visto un cierto descuido y dejadez en todo el castillo. Creo de verdad que se puede hacer mucho más de lo que se hace para poner en valor un patrimonio tan enorme, como es este caso. Algo que generaría mucho más turismo y con ello mucho más riqueza, algo de lo que está muy necesitada esta zona. Pienso que si este castillo estuviera en Francia, no estaría en las condiciones en las que se encuentra.


Valsalobre


Localidad próxima a Molina de Aragón, situada a 1221 m de altitud y con unos 10 vecinos. No cuenta con un patrimonio digno de mención.


Terraza


Minúsculo pueblo situado a 1075 m de altitud, sin mayor interés. Cuenta con una pequeña iglesia muy bien conservada. Lo mejor, su emplazamiento en una pequeña colina, rodeada de mar de colores verdes, y marrones de tierras labradas.


Ventosa


Población encuadrada en la comarca del Alto Tajo, situada a 1076 m de altitud, que cuenta con unos 15 habitantes. No posee patrimonio arquitectónico digno de ser referenciado.

Santuario Nuestra Señora de la Hoz
Muy cerca de esta localidad, enmarcado en este Parque Natural del Alto Tajo, se encuentra el Barranco de la Hoz, uno de los lugares más bonitos y espectaculares de Guadalajara. Este cañón ha sido labrado durante miles de años por el río Gallo. Un sitio magnífico para hacer senderismo, o simplemente para pasear escuchando el murmullo del río, admirando el vuelo de los buitres, anidados en lo más alto de las escarpadas paredes rojizas del barranco.

Es aquí donde se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de la Hoz, que tiene sus orígenes en el siglo XII. La tradición nos cuenta que un pastor del pueblo de Ventosa perdió una oveja, y en su búsqueda, llegó al Valle de la Hoz, donde había tres enormes rocas, entre las que estaba la imagen de la Virgen rodeada de un haz de luz. Situado a la entrada del desfiladero, merece la pena ascender por una escalera tallada en la piedra hasta el mirador ubicado sobre una gran roca que protege el Santuario, para tener unas vistas esplendidas del lugar.


Teroleja


Localidad encuadrada en la comarca del Alto Tajo, situada a 1120 m de altitud, que cuenta con unos 10 habitantes. Su origen habría que buscarlo en la repoblación de la zona en la Edad Media.

Entre su patrimonio destaca la iglesia parroquial, de estilo románico, ejemplo de la arquitectura rural del medievo, construida en el siglo XII.

Posee cerca del municipio un yacimiento musulmán, en el llamado "Castillo de los Moros". También existe una misteriosa tumba medieval bajo el patio de la iglesia. Se trataría de un método de enterramiento común en la Edad Media.

Dirijo mis pasos hacía Valhermoso. Llueve débilmente y el viento del Oeste sopla con más fuerza si cabe, resultando muy molesto.


Valhermoso


Municipio de la comarca del Alto Tajo, situado a 1243 m de altitud y con unos 30 habitantes.

Su patrimonio comprende la iglesia de la Asunción, con un más que interesante artesonado o estructura de madera y la Casa Grande, típica casona del siglo XVIII, en perfecto estado de conservación.

A las afueras del pueblo se encuentra la Ermita de la Soledad.


Tierzo


Pequeña localidad de Guadalajara, situada a 1141 m de altitud, dentro del Parque Natural del Alto Tajo. Cuenta con apenas 30 vecinos.

La iglesia románica constituye su mayor patrimonio. Me ha sorprendido mucho su Ayuntamiento, levantado desde cota cero por un solo albañil, una persona con un punto de artista y algo bohemia, que empleó un considerable tiempo en levantarlo. El edificio está construido en mampostería de piedra, con buena sillería y madera. Pero lo realmente interesante es su diseño, coqueto y muy bonito. Una construcción realmente bella. Otro aspecto que sorprende de este minúsculo pueblo es que cuenta con una pista de tenis y otra de pádel.



Salinas de Armallá


Localidad de Guadalajara enmarcada en el Parque Natural del Alto Tajo, situada a 1057 m de altitud. Este será el lugar donde pernoctaré esta noche. Hoy en día, es un pequeño pueblo de unos 8 vecinos, pero que en su momento tuvo una vida y un porvenir gracias a la extracción de sal.

Salinas de Armallá
Son muchas las explotaciones de sal que hubo en su momento en la provincia de Guadalajara. Por sus caminos ancestrales transitaba el preciado condimento desde las salinas de Imón, Santamera, Salinas de Medinaceli, la Olmeda o Atienza hasta llegar a Guadalajara, principal núcleo de comercio y distribución. De aquellos tiempos de esplendor quedan las ruinas de las salinas de Imón y otras muchas, buenos ejemplos de la arquitectura civil de la época. La competencia de las salinas marinas, a partir de la evolución de los medios de transporte, hizo que cayeran en una progresiva decadencia que culminó con su cierre y abandono. También las salinas de Armallá formaban parte de ese tesoro..., de ese tejido salinero de Guadalajara.

El entorno en el que ha discurrido la travesía en el día de hoy es de gran belleza y soledad, con extensos y salvajes encinares, pinares…, barrancos de roca caliza, tierras rojas y enormes extensiones de cultivos pintados de verde, con pueblos llenos de encanto y autenticidad.

Cómo digo, hoy duermo aquí, en una casa rural reconstruida. Magnífica cena, en la que no han faltado huevos fritos de las gallinas que crían en su establecimiento, acompañado en todo momento por Vicente y Lali, sus dueños, que hacen todo lo posible para que me encuentre como en mi propia casa. Todo un premio, tras una larga jornada en la que no he podido comer nada, ni siquiera tomar un café o una cerveza… Esta zona es así, y es lo que hay amigos!

Por lo demás, el pueblo no tiene patrimonio arquitectónico alguno digno de ser mencionado.

Ahora toca descansar y recuperarse…

Un abrazo


domingo, 27 de marzo de 2016

Monreal del Campo a Molina de Aragón


Hola amigos,

Amanece lloviendo, aunque a partir del mediodía se espera una jornada tranquila, soleada y ventosa. Paqui, una de las empleadas del Hostal Concordia me acerca con su coche a Monreal del Campo, lugar donde ayer termine la etapa. Debo y quiero mencionar una vez más el excelente trato del personal de este establecimiento. Gracias a todos!

Dejo aqui en link a la Web de este Hostal: www.hostalrestaurantelaconcordia.com

Cambio el rumbo Sur, mantenido constantemente días atrás, por el Oeste. Avanzo hacía Guadalajara, y más en concreto, hacía el Parque Natural del Alto Tajo.

Por delante una recta trazada con tiralíneas, de casi 15 km., que a mí se me antoja infinita.


Pozuel del Campo


Localidad de Teruel limítrofe con Guadalajara, perteneciente a la comarca del Jiloca. Situado a 1128 metros de altitud y alrededor de 70 vecinos. Por su situación, fué un punto estratégico frente a las invasiones castellanas en la Edad Media.

La estructura urbana refleja su antigua misión defensiva, con sus calles estrechas y empinadas. En lo alto se ubica la iglesia parroquial de San Miguel, construida en el siglo XVIII, constituyendo el principal patrimonio de este municipio. En su interior se conservan importantes retablos de los siglos XV y XVI. A esto habría que añadir los restos del castillo amurallado y una torre de defensa, así como los restos de poblados ibéricos. Es interesante también el abrevadero, del siglo XVI, ubicado en la carretera hacía Monreal del Campo, el cual todavía se encuentra en uso.


El Pedregal


Primer pueblo que me encuentro, ya en la provincia de Guadalajara, perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Situado a 1193 metros de altitud, cuenta con 80 vecinos.

Su patrimonio más significativo se reduce a la torre de la iglesia y a los cruceros que adornan las entradas/salidas del pueblo.

En el trayecto he podido observar pequeños bosques con árboles de gran tamaño, en concreto encinas centenarias.


El Pobo de Dueñas


Pueblo de la provincia de Guadalajara, igualmente perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Está situado a 1260 m. de altitud y tiene unos 130 habitantes.

Su principal patrimonio se centra en la iglesia parroquial

Tenía previsto alojarme esta noche en esta localidad, pero no ha sido posible, por lo que me he visto obligado a continuar el camino con la esperanza de encontrar un lugar en los siguientes pueblos de la ruta del Cid.


Morenilla


Localidad perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Está situado a 1189 m. de altitud y tiene unos 40 habitantes.

No dispone de ningún patrimonio digno ser mencionado.


Chera


Localidad perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Está situada a 1120 m. de altitud, junto al rio Gallo y tiene unos 20 habitantes.

No dispone de ningún patrimonio digno ser mencionado, salvo quizá su iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de la Soledad.



He avanzado 15 km. desde Monreal del Campo. El cansancio es ya muy importante. En teoría aquí hay un lugar de acogida; es decir, un local cedido por el Ayuntamiento para ayudar a las personas que realizan el Camino del Cid. Me he encontrado con dos situaciones:
  1. Nadie responde a los teléfonos de contacto que figuran en las Guías del Consorcio
  2. El lugar, en teoría habilitado, es un local infecto y sin acondicionar, siquiera mínimamente.
No queda otra que proseguir el viaje, con bastante malestar por la situación que me he encontrado. Son las 19:40h.

En el siguiente pueblo, situado a 2 km. también existe un local de acogida. Llamo al teléfono de contacto. Atiende una persona, que no se encuentra en esa localidad en ese momento pero me facilita el nombre y teléfono de una persona que me puede ayudar y abrir el local. Llamo varias veces al nuevo contacto, pero en ningún momento contestan la llamada. Poco a poco avanzo hacía el pueblo. Pongo en mi Mp3 ACDC a todo volumen. Necesito energía...


Aldehuela

Localidad perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Está situado a 1217 m. de altitud y tiene en teoría unos 15 habitantes.

No dispone de ningún patrimonio digno ser mencionado.

Este pueblo supone para mí la última oportunidad de encontrar alojamiento. Son más de las 8 de la tarde-noche. Recorro todo el pueblo, casa por casa, y no veo ni una sola persona. ¡Estoy yo solo! Entre abatido y cansado me siento un rato a sopesar la situación, cuando veo a lo lejos la llegada de una furgoneta…

Pienso que la providencia me ha enviado un regalo de última hora, en forma de benefactor. Me dirijo a su encuentro. En unos minutos conozco a Julio, quien me dice que en el pueblo no hay nada y que él regresará a su domicilio en Molina de Aragón en media hora. Se ofrece a llevarme, cosa que acepto de inmediato. Muchas gracias Julio por tu ayuda impagable.


Castilnuevo

No he podido visitar esta localidad.


Molina de Aragón

Localidad perteneciente a la comarca de Molina de Aragón Alto Tajo. Está situada a 1065 m. de altitud y con sus 3.500 habitantes aglutina prácticamente un tercio de la población de esta región. Municipio situado muy cerca del Parque Natural del Alto Tajo, zona ésta, declarada de especial conservación.

El patrimonio e historia de este municipio es muy importante, siendo un referente en el Camino del Cid. Con la desintegración del Califato de Córdoba, se formó aquí un pequeño Reino de Taifa, 
mencionado en el cantar del Mío Cid. Pasó a manos cristianas en el año 1128, durante la Reconquista, siendo conquistada por el rey aragonés Alfonso I, el Batallador.

Molina de Aragón cuenta con uno de los conjuntos histórico-artísticos más impresionantes de Castilla-La Mancha. Posee un casco histórico con aires medievales en el que se mezclan palacios, monumentos religiosos y fortificaciones. Fue una ciudad con fuertes murallas, de las que hoy en día se puede contemplar una buena parte. Menciono a continuación los monumentos más importantes:


Castillo

Este castillo es uno de los más grandes de España, conocido también como fortaleza de Molina de los Caballeros. 
Originariamente fue un antiguo alcázar árabe, quienes durante los siglos X y XI, lo construyeron sobre un antiguo castro celtíbero fortificado. La corte musulmana fue quien se asentaría en este castillo, con uno de sus jefes Abengalbón, gran amigo del Cid Campeador, quien lo alojó en sus viajes entre Castilla y Valencia, durante su exilio.


Durante los casi dos siglos de relativa independencia, la ciudad fue progresivamente edificada y cuidada por sus señores quienes fueron añadiendo elementos al castillo, siendo finalmente doña Blanca de Molina quien terminaría de construir la fortaleza. A lo largo de la Baja Edad Media, predominó un constante esfuerzo de sus gentes por permanecer dependientes del Reino de Castilla, pero durante seis años pertenecieron al Rey de Aragón, corta estancia de donde le viene su denominación actual. Tras haber servido de cuartel militar durante todo el siglo XIX, la fortaleza de Molina quedó vacía desde principios de nuestro siglo.

Las dimensiones de la fortaleza sorprenden por su tamaño. Los muros de mampostería, tienen varios metros de espesor y de las ocho torres que llegó a tener el recinto, hoy sólo se conservan cuatro, que se encuentran comunicadas entre sí por un adarve (camino situado en la parte alta de las murallas), todo ello protegido de almenas. En su muro Norte estab
a adosado el palacio de los Condes, y en la parte Sur se encontraban las caballerizas, cocinas, habitaciones de los soldados, cuerpos de guardia y calabozos.

Torre de Aragón

Situada en el interior del castillo, en su punto mas elevado. Construida en el siglo XIII, en su momento fue una torre vigía. Esta protegida por una pequeña muralla y en su día com
plementaba la defensa del castillo. Estaba unida a él por un camino cubierto, que hoy en día esta completamente desaparecido. La torre tiene una terraza almenada. En su interior alberga el Centro de Interpretación. Junto con el castillo, es el elemento arquitectónico más representativo de Molina de Aragón.

Puente viejo

Puente románico situado sobre el río Gallo. Construido entre los siglos XII y XIII, con sillares de piedra arenisca roja que le da un aspecto singular. Tiene tres ojos, el central de gran tamaño. Este puente nos adentra al casco medieval de Molina de Aragón y es uno de los símbolos mas conocidos de la ciudad.

Monasterio de San Francisco

En su momento fue un monasterio Franciscano, fundado a finales del siglo XIII. Cuenta en su interior con un sorprendente y completo museo dedicado a la Evolución de la Vida, en las dependencias que se correspondían con la Sala Capitular y el Claustro.


Veleta o Giraldo Monasterio San Francisco

Ubicada en lo alto del campanario del monasterio siendo visible desde muchos puntos de la ciudad.

Iglesia de Santa Clara

Entre sus edificios religiosos que atesora la ciudad, habría que destacar la iglesia de Santa Clara, un precioso edificio románico del siglo XIII, con una impresionante portada de estilo francés.

Cantar:
“Por Santa María iréis a pasar,
id a Molina, que queda más adelante,
la gobierna Abengalbón, que es mi amigo de paz,
con otros cien caballeros bien os escoltará.”



Hoy quiero hablaros aquí de los Peirones o Pairones, construcciones en piedra o mampostería de ladrillo caravista, a modo de torre cuadrada, de estilo mudéjar y de unos 3 metros de altura, coronada por una pequeña cruz, normalmente metálica. A lo largo del camino he podido ver muchos de ellos. Forman parte del patrimonio más antiguo de la Cordillera Ibérica. Están situados a la salida de los pueblos o en los cruces de caminos. Su función era la de proteger al caminante que se detenía frente a ellos para encomendarse a los santos a los que estaban dedicados y cuya imagen se resguardaba en un pequeño hueco, en el alto del peirón.
Castillo de Zafra
Para quien tenga la posibilidad, no debe dejar de visitar el Castillo de Zafra, en Campillo de Dueñas, a unos 23 km. al Este de Molina de Aragón. Aquí podréis admirar un esplendido castillo roquero del siglo XII. Recientemente se han rodado en este escenario varios capítulos de la serie "Juego de Tronos".

Cena en el “El Casino de la Amistad”, próximo al Puente Viejo. Un lugar curioso y sorprendente por lo enorme del local y la numerosa clientela que tiene. Una mezcla de casino, bar, teleclub, restaurante, bar de copas…, etc. Muy bien, la verdad. Recomendable. En el restaurante hay más gente que las que he podido ver en tooooooooodo el día. Os recuerdo que estoy caminando por lo que se conoce como la "Siberia española", por su climatología extrema y por ser uno de los lugares más despoblados de Europa.

Yo, que no contaba hoy con ducharme, ni siquiera con poder cenar algo…, aquí estoy dando cuenta de una cena estupenda. Al final las cosas casi siempre son muy diferentes a cómo nos las imaginamos, en este caso, por fortuna. Por eso la preocupación ha de ser contenida…

Espero que con el regreso de los turistas a sus casas las cosas mejoren un poco.

Un abrazo

sábado, 26 de marzo de 2016

Burbáguena a Monreal del Campo


Hola amigos,

Con las primeras luces del día, cuando cantan los gallos y quiere romper el alba…, sin poder desayunar, envuelto en una espesa niebla y con un frio intenso, retomo mi viaje avanzando por la fértil vega del Jiloca, sembrada mayoritariamente de cereal. Camino en busca de ese sol que aporte un poco de energía y alegría. Mis compañeros: Los pájaros con sus cantos, cómo en tantas otras ocasiones, que aportan el único signo de vida en este momento.


Luco de Jiloca


Es esta una pequeña localidad, de unos 70 vecinos, situada a 850 m de altitud y perteneciente a la comarca del Jiloca.

Entre su patrimonio hay que destacar la iglesia parroquial de la Asunción de Nuestra Señora, espléndidamente conservada, a la que adornan cinco magníficas esculturas talladas en piedra caliza, cuyo autor no me ha sido posible averiguar.

También habría que destacar la casa-palacio de los marqueses de Montezuma, con las características propias de los palacios renacentistas aragoneses del XVII. Añadir a esta lista la imponente casa rectoral, de estilo gótico.

A 2 km hacia el Sur, en dirección a Calamocha, se encuentra el puente romano sobre el río Pancrudo, en excelente estado de conservación. Este puente formaba parte de la calzada romana que enlazaba Cesar Augusta y Cástulo (hoy en día, Linares, municipio de la provincia de Jaén).




Unos pasos más adelante se sitúa la Ermita de la Virgen del Rosario, del siglo XVI, perfectamente conservada. Es este un buen sitio para hacer un alto, comer algo y descansar un poco.


Calamocha


Esta villa está situada a 884 m de altitud, a orillas del río Jiloca, rodeada por las sierras del Sistema Ibérico. Con unos 4300 habitantes, es la capital administrativa de la comarca del Jiloca.

Además de recorrer su bien conservado casco histórico, en el que podemos encontrar caserones como el Palacio de Vicente de Espejo, es imprescindible visitar la magnífica iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor, del siglo XVIII y dedicar unos minutos a contemplar su maravillosa portada barroca.

Interesante también la fachada del Ayuntamiento.


Muy cerca, en dirección hacía El Poyo del Cid, sobre el cauce de este río que ya considero de la familia, se encuentra el puente romano de Calamocha, un puente de arco único en perfecto estado de conservación. Como casi todos los puentes romanos, desprende puro arte.


En esta localidad conozco a Rubén y Mirian, residentes en Madrid, de visita por esta zona durante estos días. Comparto con ellos mesa y charla, durante un buen rato, contando historias pasadas y sueños por vivir. Hasta siempre amigos.


El Poyo del Cid


Localidad de la comarca del Jiloca, situada a 911 m de altura y unos 200 vecinos. Se la considera un hito en el Camino del Cid.

Entre sus monumentos más destacables figura la iglesia de San Juan Bautista y los restos de un torreón medieval, donde estaba el Castillo de El Poyo del Cid.

Según el poema, el Cid lo utilizó como puesto seguro desde el que lanzar sus cabalgadas por el valle del río Martín y el cobro de parias a poblaciones como Daroca o Molina de Aragón.

Cantar:
“Aquel poyo, en él hizo acampada;
mientras que sea el pueblo de moros y de la gente cristiana,
el Poyo de Mío Cid le llamarán en los mapas.”



Fuentes Claras


Localidad de la comarca del Jiloca, situada a 909 m de altura y unos 500 vecinos.

La creación de Fuentes Claras se enmarca en el proceso de reconquista, en el avance de las tropas cristianas hacia el sur.

Su principal patrimonio es la Iglesia Parroquial de San Pedro, construida en el XVI, muy bien conservada y ubicada en el solar y ruinas del castillo o fortaleza denominada “La Ciudadela”

El destino querrá que regrese a esta localidad más pronto que tarde.


Caminreal


Localidad de la comarca del Jiloca, situada a 920 m de altura y unos 600 vecinos.

Situada en el casco urbano se encuentra la iglesia barroca de Nuestra Señora de la Asunción, muy bien conservada. No he podido visitar su esplendido altar barroco, por estar cerrada la iglesia.



A 1 km al Sur, en el camino hacía Torrijo del Campo se encuentra la ermita de Nuestra Señora de las Cuevas, de estilo barroco y construida en piedra de sílex.


Torrijo del Campo


Localidad situada a 923 m de altitud, igualmente perteneciente a la comarca del Jiloca. Cuenta con unos 400 habitantes.

Su principal patrimonio es la iglesia parroquial de San Pedro, del siglo XVIII. En muy buen estado de conservación. Su interior es magnífico, así como su torre mudéjar.

Mientras me acerco hacía el que será mi destino final en el día de hoy, Monreal del Campo, no puedo evitar pensar con preocupación en que son las 6 de la tarde y no dispongo de alojamiento para esta noche. Hasta ahora todos mis intentos por conseguirlo han fracasado. Hay muchos turistas con motivo de la Semana Santa. Me tendré que emplear a fondo, aunque quizá lo mejor sea fiar mi suerte al destino, ya que todo se soluciona siempre de una forma u otra. De nada sirve preocuparse de algo que no puedes controlar…


Monreal del Campo


Esta localidad está situada a 939 m de altitud. Pertenece también a la comarca del Jiloca y tiene unos 2500 habitantes.

El origen de Monreal se remonta a la Edad Media; el rey Alfonso I de Aragón creó este núcleo como punto de apoyo en el camino aragonés hacia Jerusalén y sirvió como enclave principal en la repoblación del valle del Jiloca.



Monreal del Campo tuvo castillo, construido en 1124 y posteriormente destruido, durante las guerras carlistas, pasando a construirse una torre sobre sus restos. La torre del reloj, construida en mampostería, es de planta cuadrada y tiene tres campanas.

Es notable la casa-palacio de Catalán de Ocón, probablemente la más importante del municipio. Construida en ladrillo y mampostería, la forja, los arcos y el escudo completan lo que es una fantástica fachada.


Museo del azafrán
En esta localidad se encuentra el único museo de España dedicado al azafrán, al proceso de su cultivo y en general a todas las faenas relacionadas con esta planta, cuyo cultivo fue introducido en la Península Ibérica por los árabes. Esta situado en la segunda planta de la Casa de Cultura. Por las referencias que tengo es muy interesante. Todos los objetos que se exponen han sido donados por los vecinos. No he podido visitarlo por estar cerrado en el día de hoy.

Cantar:
“Espoleó Mío Cid, se iba todo adelante,
Allí se fijó en un poyo que está junto a Monreal;
alto es el poyo, maravilloso y grande,
no teme un asalto, sabed, por ninguna parte”


Ahora toca ocuparme del alojamiento...

Me dirijo a una Casa Rural llamada el “Molino Bajo” (que dicho sea de paso, lo recomiendo, porque está muy bien…) con la intención solo de sellar mi salvoconducto, ya que me han adelantado por teléfono que no tienen habitaciones. Intentan ayudarme llamando a todos los lugares que se les ocurre, siempre con resultado negativo. Una empleada le dice a su compañero que podría dormir en alguna dependencia del hotel, como la lavandería, etc., ya que dispongo de saco de dormir, pero éste se niega en todo momento. Les doy las gracias y me voy.

Recorro todo el pueblo, preguntando “acá y allá”, pero la respuesta siempre es adversa. Es Sábado Santo. El Ayuntamiento está cerrado. Todo está cerrado. Llamo al móvil del Párroco de Torrijo del Campo, ya que una lugareña de ese pueblo me ha comentado que es un hombre muy bueno. No coge la llamada, seguramente por estar preparando las procesiones de mañana Domingo de Ramos.

Decido centrarme en los bares, buscando preferentemente los más humildes. Siempre he pensado que la ayuda es más fácil que llegue por abajo que por arriba. Al tercer intento, me atiende una mujer muy amable. Hace un montón de llamadas y finalmente me consigue una habitación en Fuentes Claras, un pueblo que he dejado atrás en mi ruta, a unos 10 km. Tengo necesariamente que volver sobre mis pasos. Después de varios intentos consigo un taxi para que me acerque al Hotel la Concordia, lugar donde me hospedaré esta noche. Aquí me atienden Irene y Joaquín. Mañana, a primera hora de la mañana, ellos me acercarán con su coche a Monreal del Campo, para proseguir mi camino en el punto donde lo he dejado. No puedo menos que agradecer el cariño y atenciones que han tenido conmigo el personal de este establecimiento.

Graaaacias! Muchas gracias!

Cena y a descansar, creo que merecidamente…

Un abrazo